Noticias Interiores
Sitios de interés
Mi sitio

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 :


 
Patrimonio Nacional

     

 

 
   
   
 
 
 
Intercambio de culpas
 
 
Sugerencia de John Joseph Sánchez G. 
 
 






Yanireth Israde
Tlaxcala (19 agosto 2017).- El coordinador de Monumentos Históricos del INAH, Arturo Balandrano, atribuyó el desplome de dos querubines del Templo de San Lorenzo Mártir, en Axocomanitla, Tlaxcala, al descuido de quienes ocupan el inmueble, pues permaneció sin la debida atención muchos años.

Señaló que la iglesia católica es la responsable de resguardar el templo y le correspondía preservarlo.

REFORMA informó el pasado lunes del colapso de los querubines recubiertos de oro que ornamentaban el techo del recinto religioso; el párroco Elpidio Pérez responsabilizó al INAH porque avaló una restauración que no resolvió el problema de humedad que afecta al monumento histórico del siglo 17.

"Sucede que cuando terminaron la obra seguía la humedad. Vinieron las autoridades el INAH y dijeron que todo estaba bien, que esperáramos las lluvias para ver que sucedía, y pues llegaron las lluvias y todo empeoró", expresó.

"Hay una falta de atención al templo por parte de ellos", reviró Balandrano. 

"El problema se suscitó porque duró muchos años sin ser atendido en el tema de la impermeabilización de las cubiertas".

"Se evitarían intervenciones de muy alto costo si todos los años, en las temporadas de lluvia, se limpiaran azoteas y bajadas de agua y se diera mantenimiento a la impermeabilización en las cubiertas para evitar que el agua penetrara", comentó el arquitecto en entrevista.

El deterioro del templo, cuya restauración prosigue, se produjo porque la falta de mantenimiento permitió filtraciones y acumulación de agua.

"Y la filtración es letal para una iglesia con decoración en argamasa: se humedecen la cubierta, los recubrimientos y las decoraciones", explicó.

"No hay falta que perseguir ni de la empresa, del INAH o del Fondo de Apoyo a Comunidades para Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal (Foremoba)", dijo el funcionario sobre la restauración, que fue contratada por Foremoba, entidad de la Secretaría de Cultura que aportó junto con el Gobierno municipal 637 mil pesos para la más reciente etapa de intervención.

Balandrano rechazó que hubiera heridos al momento de desprenderse los querubines -como aseguró el párroco- porque desde el principio se colocó una malla para prevenir accidentes.
 
 
 
Notas relacionadas
 
 
 
 

 
  Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH
  Córdoba 45 - Col. Roma - Del. Cuauhtémoc - CP 06700
  01 5555332118 / 01 5555256350 contacto@inahacademicos.net
Desarrollo: Pedro José Bravo Martínez