Noticias Interiores
Sitios de interés
Mi sitio

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 :


 
Patrimonio Nacional

     

 

 
   
   
 
 
 
Caen querubines en templo de Tlaxcala
 
 
Sugerencia de John Joseph Sánchez G. 
 
 






Ana Laura Vásquez

Cd. de México (13 agosto 2017)

AXOCOMANITLA.- Por supuesta negligencia del INAH, se colapsaron dos querubines cubiertos de oro que eran parte de la decoración del techo de la iglesia de esta comunidad de Tlaxcala, monumento histórico del siglo 17.

Además de los ángeles, otras piezas de la decoración hechas a base de yeso con una capa de hoja de oro, se desprenden poco a poco, incluso una de ellas lesionó a una mujer al caer sobre su cabeza.

Fiscales y el párroco, Elpidio Pérez Portilla, responsabilizaron del daño al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), porque desde 2016 avaló y se hizo cargo de un proyecto para restaurar el techo que ya estaba dañado y que a la fecha no ha entregado.

En entrevista, el presbítero explicó que la humedad en la azotea del templo se detectó en diciembre de 2015 y en 2016, con una inversión tripartita entre el Gobierno federal, municipal y los católicos, comenzó la restauración avalada por el INAH con una empresa designada por el mismo instituto. El proyecto costó 630 mil pesos.

"Sucede que cuando terminaron la obra seguía la humedad, vinieron las autoridades el INAH y dijeron que todo estaba bien que esperáramos las lluvias para ver que sucedía, pues llegaron las lluvias y todo empeoró, las molduras, el yeso, el oro, todo se empezó a desprender", expresó.

"La empresa que realizó los trabajos y el INAH, ellos son los responsables porque fueron los que dirigieron la obra", asentó.

Por el momento, el instituto solucionó el problema con la colocación de una maya sujetada a las paredes del templo, mismas que no evita el desprendimiento de los decorados sino algún accidente con los fieles que acuden a misa.

Este domingo, el municipio celebra la fiesta patronal en honor a San Lorenzo Mártir, y en asamblea los feligreses acordaron no utilizar el interior de la iglesia para las misas, motivo por el que colocaron una lona en el atrio.

Asimismo, determinaron no permitir que el INAH dé por concluida la restauración del techo del templo hasta que éste quede sin humedad y regrese las piezas caídas a su lugar, además de que garantice que el decorado no se va a caer.

"Queremos nuestra iglesia como estaba, el oro se está acabando y el INAH es el responsable porque se hizo cargo de la obra", apuntó el primer fiscal, Filadolfo Flores.

Recordó que cuando inició el proyecto de restauración, la delegación del INAH intentó dejarlo bajo su responsabilidad, decisión que no avalaron los católicos porque el cuidado y protección de los monumentos históricos es facultad del instituto.

Por tanto, el fiscal refirió que obligaron a los restauradores a responsabilizarse del proyecto en el templo y a la fecha no han podido solucionarlo.

"No vamos a dejar que el INAH deje la reparación del techo hasta que arregle todo, tienen que dejar la iglesia como estaba porque los daños son consecuencia de su trabajo", acotó.

La iglesia de San Lorenzo, construida durante el siglo 17, con muros de 80 centímetros de grosor, cuenta con dos torres y una cubierta abovedada con lunetos.
 
 
 
Notas relacionadas
 
 
 
 

 
  Sindicato Nacional de Profesores de Investigación Científica y Docencia del INAH
  Córdoba 45 - Col. Roma - Del. Cuauhtémoc - CP 06700
  01 5555332118 / 01 5555256350 contacto@inahacademicos.net
Desarrollo: Pedro José Bravo Martínez